La solución “smart” es holística

El mayor reto en el nuevo mundo “smart”, en el mundo de la “inteligencia”, es la ejecución. Es fácil limitarse a ver la implementación a través de una lente estrecha, centrándose sólo en la transformación de la tecnología. El nuevo mundo “smart” requiere un cambio holístico que abarca tres elementos básicos:

Establecer la agenda de cambio

En muchos aspectos, el caso de negocio para el mundo “smart” aún necesita ser aclarado y probado. Incluso en industrias que ya han desarrollado experiencias, y donde el caso se entiende mejor, el “racional”varía según el contexto. Entre otras cosas, las redes inteligentes y los medidores pueden reducir las emisiones de carbono, combatir la piratería energética, aumentar la competencia y la competitividad e impulsar las inversiones en infraestructura.

Si un modelo “smart” quiere ser efectivo, requiere un rediseño global de los modelos organizativos. Las empresas con tradición en la fabricación, la atención sanitaria, la ingeniería y otras industrias establecidas, son cada vez más como las organizaciones de TI y datos. Esto creará nuevos roles y aumentará la importancia de otros, como el Chief Data Officer.

Transformar más allá del “core”

Activar dentro y fuera

El mundo “smart” va mucho más allá de la implementación tecnológica y del cambio organizacional. Como cualquier estrategia, requiere activación. Por ejemplo, el empoderamiento de los clientes es mucho más que instalar medidores o proporcionar acceso a los datos. Una estrategia inteligente se activa a través de educar a los clientes sobre qué hacer con los datos y qué acciones tomar.