La “inteligencia” conecta tecnología y vida

El concepto “Inteligencia” es un término que ha llegado a describirlo todo, desde la salud y la banca a nuevos modelos de ciudades y territorios.

Implica activos, infraestructuras e, incluso, transacciones, asegura su conectividad, analiza sus datos y los hace más autónomos y efectivos. El concepto “Inteligencia” se ha convertido en la capa de discernimiento y toma de decisiones por encima de las interacciones entre las cosas conectadas.

Estamos en el inicio de una “revolución inteligente” que podría cambiar fundamentalmente la forma en que el mundo funciona por dos razones:

En primer lugar, en un mundo envejecido, cada vez más limitado por los recursos, globalizado y urbanizado, los gobiernos y las organizaciones ven la necesidad de invertir en soluciones más eficientes e inteligentes. En segundo lugar, la demanda de tales soluciones se satisface con la siguiente ola de disrupción digital: la industrialización de las tecnologías, como el Internet de las cosas (IoT), AI y la robótica.

La Inteligencia Artificial es parte integrante de esta nueva inteligencia porque puede asimilar los insumos de forma autónoma, percibir y comprender una necesidad y ofrecer la mejor decisión posible. Es difícil exagerar las posibilidades de la IA. Ya se está desplegando en call centers para responder a consultas básicas, en automóviles autónomos para transformar la movilidad, y en teléfonos inteligentes como asistente personal. El siguiente paso es la combinación del razonamiento autónomo de IA con el "aprendizaje profundo". Al aprender de cada nuevo aporte y experiencia, la IA aumenta la eficacia de las acciones posteriores. Combinadas, la IA y la robótica ofrecerán un mayor poder de decisión con una mayor capacidad de ejecutar. Las organizaciones podrían ver mejoras exponenciales a medida que el software y el hardware se desarrollan y los costos disminuyen.

4x30=90%
Investigadores del MIT han demostrado que sólo necesitan cuatro muestras de datos (fechas y horas de compras) de una base de datos de 30 días de compras de tarjetas de crédito por 1,1M de personas para identificar el 90% de las mismas (1)
9.700M

de objetos conectados en las smart cities del 2020

El aprendizaje profundo de la Inteligencia Artificial y la automatización robótica también acercan la posibilidad de la "singularidad": el punto en el que el pensamiento de la máquina reemplaza la capacidad humana. Suena como ciencia ficción, pero el consenso sugiere que, dentro de una década, la “nueva inteligencia“ podría resolver fácilmente problemas complejos que los seres humanos luchan para conceptualizar.

Y los inversores y las industrias están viendo la importancia de la IA. En los últimos años, la financiación de los inversores en IA ha aumentado casi siete veces, de 45 millones de dolares en 2010 a 310 millones en 2015 (2). En todas las industrias, el despliegue generalizado de la IA y la robótica ya está en marcha, y se espera que el gasto llegue a 67.000 millones de dólares anuales para 2025. (3)

(1) http://www.networkworld.com/article/2878394/big-data-business-intelligence/mit-researchers-show-you-can-be-identified-by-a-just-few-data-points.htmlzc

(2) “Deep Interest In AI: New High In Deals To Artificial Intelligence Startups In Q4’15,” CB Insights, February 2016.

(3) International Federation of Robotics; Japan Robot Association; Japan Ministry of Economy, Trade & Industry; euRobotics; Boston Consulting Group; EY Analysis.