Los disruptores serán los ganadores y cambiarán el mundo

Aunque la transformación en la gestión de recursos está en un punto de inflexión, ésta no será fácil ni ocurrirá de manera lineal. Rehacer cómo el mundo produce y consume recursos como la energía y el agua requerirá la movilización de grandes cantidades de capital, reemplazando a los sistemas tradicionales y estimulando la innovación.

Es un proceso complejo, caracterizado por la disrupción de modelos económicos y de negocio muy estables hasta ahora, y que cambiará a todas las industrias, generará nuevas fuentes de valor y alterará el panorama competitivo corporativo e internacional.

En este contexto, los innovadores más ágiles están combinando nuevas tecnologías, digitales, una mejor comprensión del cliente y nuevos modelos de financiación para producir la disrupción de los modelos de negocio en que se han basado los incumbentes en el mundo del acceso y gestión de los recursos. Las empresas están accediendo a este potencial de innovación en el ámbito de los recursos, y cruzando fronteras entre industrias en busca de nuevas fuentes de generación de ingresos. La diferenciación competitiva basada en la innovación y optimización de todo lo relativo a una gestión sostenible de recursos proporcionará un valor cada vez mayor a las corporaciones globales.

Y una importante de estos cambios tendrán como protagonistas a las economías emergentes. El crecimiento demográfico, la urbanización y el desarrollo económico de este siglo se centrará en los mercados emergentes, al igual que el crecimiento del consumo de recursos y el impacto –positivo o negativo- en el cambio climático. Los países de mercados emergentes han adoptado las energías renovables y la energía nuclear como parte de su estrategia para satisfacer las crecientes necesidades energéticas. La falta de una infraestructura centralizada de recursos en muchas regiones está llevando a la adopción de innovaciones en gestión de recursos distribuidos (como la energía solar descentralizada para la iluminación, la carga de teléfonos móviles y la purificación de agua) que podrían tener un impacto transformador para los mil millones de personas sin acceso a energía y agua potable.

Para las corporaciones, los gobiernos, los innovadores, los inversores y otros stakeholders, ahora es el momento de evaluar y contrastar las capacidades y competencias actuales frente a las disrupciones y futuras oportunidades creadas por la aceleración del cambio hacia una economía eficiente en recursos y baja en carbono. Y asumir que si no eres un agente dinamizador hacia una economía más sostenible e innovadora, serás una victima frente a aquellos que asuman el liderazgo.

93.000 MM $

La adopción de innovaciones en gestión de recursos distribuidos para consuno residencial supondrá un valor de 93.000 millones de dólares para 2025 (1)

(1)  Navigant Research.