Un talento más complejo y diverso

El entorno de disrupción del mundo del trabajo va a incidir radicalmente en la gestión del talento, al impulsar la transformación de modelos tradicionales bajo la influencia de digitalización en el empleo y de una sociedad más compleja y exigente.

La transformación digital implica un cambio radical en las competencias y perfiles del nuevo talento que requieren nuestras organizaciones, que tendrán que combinar procesos de reemplazo de sus equipos con la adaptación de aquellos trabajadores mas predispuestos y preparados para el cambio. Va a ser un proceso que implicará resistencias.

La transformación del talento

la diversidad se ha convertido en una exigencia social que introduce complejidad en la gestión de las organizaciones, pero que crea valor y reputación. Nos enfrentamos a un futuro donde se espera el acceso de mas de 1000 millones de mujeres a la economía para el 2020 (el equivante a lo que van a aportar China e India).

La gestión de la diversidad

En un entorno de alargamiento de las expectativas de vida y de presión sobre los sistemas de pensiones, nuestras organizaciones van a tener que gestionar la presión por alargar la presencia de sus profesionales mas veteranos, a la vez que necesitan incorporar un talento digital y joven en un entorno de envejecimiento de la pirámide poblacional. Tendremos que gestionar un mínimo de tres grupos generacionales, cada uno con sus necesidades y exigencias.

La prolongación de la vida profesional

La nueva economía digital nos llevará a una flexibilización de las formas y tiempos de trabajo. Habrá más contratos a tiempo parcial, la gente cambiará más de trabajo y será más habitual trabajar para varios empleadores.

La gestión de la diversidad

30%

de líderes femeninos en una organización puede incrementar hasta un 6% su margen neto (7)

75%

de la fuerza laboral global estará compuesta de millenials para el 2025 (8)

(7) The Peterson institute of International Economy. 2016

(8) Global Generations. EY. 2016